Vivencias de una psicoterapeuta
Dejar un comentario

Siempre hay que ir al cine: Gran Torino

Pues la vi hace una semana, en el sofá de casa. Una historia de transformación humana a partir del contacto con lo diferente. Clint Eatswood es ese americano duro, que toma cervezas en el porche de la casa, ve el baseball y va a bares de americanos duros como él. Ya anciano se encuentra “invadido” por cientos  de asiáticos que se mudan a su barrio. La convivencia obligada crea conflictos, lazos y transforma. Y es ese Gran Torino, el viejo coche de los 70, el que sirve para intercambiar odio, lealtades y afecto. No creo que sea lo mejor de Clint Eastwood, con tantas películas a sus espaldas sería osado decir tal cosa, pero sin duda hace reflexionar sobre lo que nos pasa cuando nos damos cuenta que tenemos más en común con los que consideramos diferentes de lo que creíamos inicialmente.

This entry was posted in: Vivencias de una psicoterapeuta
Tagged with:

por

Psicóloga y psicoterapeuta especializada en procesos familiares y migración. Una venezolana viviendo en Alemania, feliz en la aventura de una familia multicultural y de acompañar a otros en la aventura de vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s