Psicología para emigrar, Vivencias de una psicoterapeuta, Vivir en otro país
Comments 10

De Angeles de La Guarda en el proceso migratorio

Cuando la conoces salta una sonrisa amplia enmarcada en unas arrugas que le lucen muy bien. Todos sus años en España le han quitado la ingenuidad, pero no la fe.

Es una mujer decidida a facilitar el camino de las personas que han migrado por razones económicas, amorosas o de simple aventura. Solidaria con sus compatriotas y orgullosa de su origen, anda por la calle con soltura, y saluda a todo el mundo con su acento difuso, en el que todavía, después de tantos años se adivina claramente el bogotano, aunque de vez en cuando se le escape un vosotros.

     Los Angelitos de la Guarda de la migración existen en todos lados. Son esos que te alquilan el primer piso sin pedirte más que tu palabra de que pagarás, o los que creen que eres capaz de hacer un trabajo aunque sea la primera vez que lo haces fuera de tu país. Toman mucha formas: la señora que preside la asociación de inmigrantes y lucha por sus derechos, el vecino que te explica todo su proceso legal para ayudarte a encontrar la salida del laberinto de papeles o el jefe que te enseña tus derechos como trabajador y los cumple.

La pregunta es: ¿Por qué lo hacen?

La respuesta a esta pregunta es mi propia interpretación del proceso que hace que la solidaridad constructiva surja y vaya más allá de palabras bonitas.

Se me ocurre que estos Angelitos de la Guarda pasan por varios procesos:

    • Son conscientes de los apoyos recibidos durante sus incios y los valoran en su juesta medida, ello les permite reconocer que si bien es cierto que cada persona trabaja mucho para conseguir una meta, también es cierto que contaron con el apoyo apoyo que alguien creyó en ellos.
    • Otro aspecto es esa necesidad de narrar la propia historia, de volver a contarla, pero hacer algo con ella. Mucha gente la cuenta en casa, a sus hijos, y con ello les enseña cómo abordar un camino. Hay personas que cuentan su historia a más gente y en ese contar van curando heridas, resolviendo cosas pedientes y redescubriendo nuevas formas de verse a si mismos.
    • Los Angelitos de la Guarda suelen ser personas que comprendieron cómo se manejan las cosas en la sociedad que los acogió, se adaptaron pero no renunciaron a su origen, ni renegaron de este, ni lo idealizaron. En definitiva: resovieron sanamente el duelo migratorio.
    • Finalmente creo que hay un toque espiritual, de ese que es simplemente fe (no sólo religiosa) sino fe en que el ser humano allá donde vaya no pierde su condición escencial.

10 Comments

  1. Rosario Rivero says

    Hola querida Psicóloga,estoy de acuerdo en que hay personas que actúan como ángeles de la guarda justo en aquél momento en que hay alguien que ha tirado la toalla con respecto a algo que ya parece imposible.Estas personas tienen ese don de la caridad, que por cierto no es muy común actualmente;las situaciones en los países, la inseguridad y también la actitud que puede mostrar alguien sólo por el interés de conseguir algo, ha tornado a las personas un poco desconfiadas, y suspicaces antes de ayudar ó darle la mano a alguien,incluso a veces requieren hasta de una especie de currriculum vitae del otro para ver si lo ayudan ó no.En ciudades como Caracas, lo común era ayudar al quien lo necesitara ahora hay siempre una especie de reserva ante los que piden ayuda.Aquí se pide”hazme una segunda”. pero eso ya casi pasó de moda.Ni que decir de cuando uno llega a otro país y está en el aeropuerto, por ejemplo y quiere hacer una llamada telefónica ¡horror!. no tienes la moneda del país, tampoco allí sirve tu celular y no tienes la tarjeta ni entiendes como se usa allí, entonces en tu propio idioma le pides ayuda a cualquiera que habla el tuyo y…….Te mira como si ya lo vas a asaltar!En ese momento solamente te interesa que yu hija sepa que ya llegaste y de verdad verdad, pides un ángel de la guarda ¡Dios! Así que admiro profundamente a los buenos samaritanos que pueden tender una mano aunque no sean justamente ellos los que pueden lograr, el trámite ó la diligencia, ese gesto de poder dar la mano es admirable y siempre se revierte para bien en un un lugar, tiempo, situación etc. que no imaginamos,pero siempre la buena acción te paga con una para tí.Así que adelante queridos ángeles de la guarda ó buenos samaritanos, de carne y hueso, sigan en su cofradía que los necesitamos.Porque los otros que Dios tiene por allí y en los que creo absolutamente,están muy ocupados.Saludos y éxito a los que los invocan y a los que ejercen.Rosario.

    Me gusta

  2. Si, esos son imprescindibles…
    Pienso mucho en tanta gente que te enseña el lugar. Te enseña a manejarte en un Hospital. Te dice que tienes derecho a reclamar. Te cuenta que también se sintió solo cuando llegó de su pueblo a la ciudad… Tantos y tan importantes!

    Me gusta

  3. Carmenex says

    Amiguex: esos angeles de la guarda son en gran medida los “reservorios” culturales de nuestras sociedades, son las personas que acumulan las historias de “exitos y fracasos” y que sirven de “role models” acerca de lo que debemos hacer. Lo que más me impresiona es que están en todas partes aun cuando no tengan el reconocimiento merecido, lo otro es que son como “objetos transaccionales” para que las personas podamos superar momentos dificiles o construir momentos complejos. En todo caso, me sorprende lo contemporaneo de todos los temas que eliges, pareciera que aplican para los movimientos de país, pero también de trabajo, de vida, pero también lo necesarios que son tanto en culturas como la del país donde tu vives como las de aca, donde a veces son la única forma de entender un entorno que puede ser además de desconocido hostil y amenazante.
    Seguro que con tu blog ya tu eres el angel para algunos, como lo has sido siempre. Un besote

    Me gusta

  4. Que buena esta reflexión amiguex!
    Realmente sin apoyo solidario dificilmente podemos adaptarnos y lograr plena integración en cualquier amibiente. Gracias por estar pendiente de este espacio virtual… Un abrazote!!!

    Me gusta

  5. Olga Helena Turmero says

    Soy venezolana, psicóloga, tengo mes y medio en Palma de Mallorca y NECESITO un ángel de la guarda… si conocen a alguno por favor ¿Le dicen que hay alguien que le requiere?
    Gracias

    Me gusta

  6. Pingback: Solidaridad entre emigrantes: ¿hemos curado nuestras heridas? | Blog de una psicoterapeuta

  7. Pingback: Te deseo una Bruja | Blog de una psicoterapeuta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s