Emigrar con niños y adolescentes, Familia multicultural, Psicología para emigrar
Comment 1

Educar desde el locutorio


Acabo de terminar  Educar desde el locutorio, un libro con una buena mezcla de literatura con técnica. Nora Rodríguez, su autora, entrevistó a más de 100 mujeres que son madres en la distancia para escribirlo. Relata las historias de estas mujeres con una fluidez y sensibilidad que se agradecen. Con profesionalidad y objetividad consigue abstraer recomendaciones para las situaciones de separación, encuentros y reagrupacion que viven las familias trasnacionales.

Encuentro este libro práctico para madres que diariamente crían, educan, cuidan y acompañan a sus hijos a través del teléfono. Su contenido me ayuda mucho a sintetizar material para el trabajo en atención psicosocial que estoy preparando. Pero no sólo las madres tienen algo que encontrar en estas páginas. Considero que quienes trabajan con colectivos de inmigrantes, tienen aquí otra mirada, libre de prejuicios sobre la forma “correcta” de ser madre. Una mirada que asume la realidad y propone una estrategia en el contexto que vive cada familia y con los recursos con los que cuenta.

Educar desde el locutorio no victimiza a la mujer que elige un camino escabroso. No juzga a la que se separa de los suyos buscando una vida mejor y que encuentra en el teléfono un medio de comunicación, diferente al habitual, pero medio al fin para llegar al otro lado del océano. Nora Rodriguez cuenta vidas reales y da pistas de qué hacer cuando sólo se cuenta con una cabina telefónica, unas pocas fotos y muchos sentimientos encontrados.

1 comentario

  1. Rosario Rivero says

    Sobre la comunicación con familiares ó hijos por teléfono , debo decirles que mantengo una conversación constante con mi nieta Victoria quien todavía no tiene un año.
    Ella me oye, se ríe y me contesta en su mini lengua,yo le cuento cosas, la reprendo, le canto y ella me vuelve a contestar.Eso lo hacemos con frecuencia, porque su Mamá la acostumbró desde que nació a mi voz. Esto es sólo por teléfono, porque con la cámara es mucho mejor, porque se me queda viendo y luego se ríe y me contesta.Así se ha tomado todo su biberón y luego ha ido a dormir.Así que si esto es con un bebé, que no se podrá hacer con un hijo desde un locutorio, así que ánimo, vayan a hablar con sus hijos de ese problema que las preocupa, ó de ese consejo que es necesario darles.Ya verán que buenos resultados obtendrán.Rosario Rivero.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s