Año: 2011

Los amigos nuevos y viejos, siempre amigos!

Este año recibiré un regalo de Navidad hermoso. Mi amiga Cley viene a pasar la Nochebuena en casa! Se hace especial por miles de motivos, el más bonito es que tenemos dos años que no nos vemos personalmente. Compartimos miles de cosas gracias al teléfono, pero la distancia no nos permite pasear juntas, tomar café o hacer esas cosas sencillas que hacen los amigos de continuo. La amistad en la distancia tiene sus riesgos y a la vez sus momentos hermosos.

Volver a migrar

Nuevamente maletas, cajas, camión, barco, avión… la búsqueda de un lugar que nos ofrezca la oportunidad de desarrollarnos como familia, personas y profesionales nos lleva de nuevo a Cádiz, esta vez a Chiclana. Con mucha esperanza volvemos a migrar.  En cierto modo es una vuelta y en cierto modo es un nuevo camino. Cádiz nos ofrece la calidez que necesitamos y mucho, mucho viento. Imaginarse el viento en esta zona es difícil. Casi todos los días del año vivimos una pequeña tormenta de viento para entrar y salir de casa: “la levantera” que revuelve el cabello y las ideas. Regresamos a la playa y la amplitud…