Relación con la madre, Relaciones familiares, Uso terapéutico de libros, cuentos y películas
Comment 1

Madre Gothel: la madre que invalida e impide el crecimiento

Madre Gothel: esa madre que descalifica, invalida y anula a la hija a través de la "protección" de un mundo "peligroso"

Madre Gothel: esa madre que descalifica, invalida y anula a la hija a través de la “protección” de un mundo “peligroso”

Recientemene observaba la curiosa relación de poder entre mujeres que establecen una buena amiga mía, y su tía materna, quien además la emplea a medio tiempo en un negocio familiar de su propiedad.
Llamaremos a esta tía Madre Gothel, en parte para resguardar su privacidad, en parte para describirla, pues me recuerda muchísimo al personaje de la “madrina” de Rapunzel en la película Enredados, de Disney.

La Madre Gothel de nuestra historia es una tía con aspecto bondadoso, que ha “hecho el favor” de contratar a su inteligente sobrina. Entre ellas se establece una relación ambigua que se sostiene en una creencia básica: “sobrina, eres muy inteligente y valiosa, pero no puedes valerte por ti misma en este mundo peligroso, me necesitas para sobrevivir. Yo te cuidaré porque soy muy buena”

Nuestra Rapunzel (así llamaremos a mi buena amiga, más por razones poéticas que por otra cosa) desea, a veces, salir de la torre. Quisiera un empleo en el cual demostrar su talento, y en el cual contactar con nuevas personas fuera del ámbito familiar. Pero Madre Gothel le asegura que el mundo es peligroso, y amenaza sutilmente con los peligros a los que se enfrentará: no podrá ganar tanto como con ella… no podrá tener algunos días libres cuando acompaña a su hijo al colegio, no se le perdonaran esos errores que comete por ingenua y descuidada, no contará con sus primos que, solidarios como nadie, la llevan y traen a su empleo, ni tampoco a quien pedirle algún préstamo con la sola garantía de su palabra. La amenaza, sutil pero firme, hace su efecto y la heroína de nuestra historia lleva unos cuantos años en un empleo que no satisface sus expectativas.

Se debate entre la gratitud por las bondades de esta tía y la culpa por pensar que podría, en un lejano futuro, buscar otro empleo. Cada vez que un posible empleo aparece, Madre Gothel deja caer todo el peso de sus amenazas y consigue, siempre, que mi amiga desista de buscar.
Madre Gothel es firme, convincente, pero sobretodo se cubre con una capa de bondad infinita. Algunas veces, cuando mi amiga ha asistido a alguna entrevista y Madre Gothel anticipa el abandono, recurre a su arma secreta: la invalida. De manera sutil minusvalora su formación, maximiza sus temores e incluso, podría sugerir, que de tan siquiera soñar con abandonar la torre, ella personalmente se encargará de buscarla y hacerle saber a sus ingenuos nuevos jefes quién es realmente ella: una chica simplona, sin talento, a quien ella, la bondadosa Madre Gothel ha decidido darle protección.
La actuación de esta tía queda perfectamente descrita en la canción
“Sabia es mamá”:


Lo que causa sufrimiento a nuestra Rapunzel es la eterna duda… y también la culpa, por tan solo pensar en abandonar la torre. Así como en esta escena tan ilustrativa en la que Flyn Rider asiste de testigo.

Me pregunto cuántas veces nos encontramos con una Madre Gothel… cuántas veces nos hemos convertido para alguien en su Madre Gothel particular. Con una hija, una sobrina, una inquilina o una empleada.

Subestimar las capacidades del otro implica crear situaciones de “encierro” para protegerlos de ese mundo “peligroso” que solo nosotros, más poderosos y sabios, podemos enfrentar. Esta relación desigual termina siendo nociva e impidiendo el crecimiento y beneficiando solamente a quien se viste de protector.
¿Tienes una Madre Gothel en tu vida?, ¿eres la Madre Gothel de alguien?
Si continuamente te encuentras con una Madre Gothel, es un buen momento para preguntare por qué estableces ese patrón de relación que te “protege” invalidandote e impidiendo tu crecimiento…

1 comentario

  1. Pingback: Elinor: la madre controladora | Blog de una psicoterapeuta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s