Crianza, Relaciones familiares
Comment 1

Duelo en niños: aclarar, contener y acompañar.

Duelo InfantilFue duro decirle a mi pequeña paciente que su papá no volvería… nunca más. La pregunta que se hacen muchos padres es cómo deben abordar la irreversibilidad de la muerte y en general qué hacer en casos de duelo infantil.

A es mi paciente desde enero. En julio su padre enfermó y en pocas semanas murió. En el último año, lamentablemente, es el segundo miembro de su familia que fallece a causa de una enfermedad.

Es una niña inteligente, de 4 años. La última sesión que tuvimos entró por primera vez tranquila, separándose adecuadamente de su mamá. Realmente quería ir al consultorio. Escoge dibujar. Primero a papá… y luego a ella misma, finalmente en un dibujo sin forma claramente identificable, logró definir “la barriga de papá”, en la cual se concentraba la causa de su muerte. Era su manera simbolizar una ecografía abdominal que diera cuenta de la enfermedad que su padre tuvo que padecer.

Los niños se preguntan sobre la posibilidad de que ellos mueran.

Durante la sesión me preguntó si mi hija estaba en el cielo, quizás como una manera de preguntarme si los niños se mueren. Es muy típico que los niños de esa edad, frente al duelo, se cuestionen sobre el por qué de la muerte, el lugar al que van los que “se van”. Como todos los seres humanos, se preguntan sobre su propia muerte, su vulnerabilidad, y desde luego, sobre la capacidad de los adultos de protegerlos ante esta posiblidad.

La respuesta era sencilla “No, mi hija no está en el cielo”. El trabajo terapéutico en esta etapa requiere que abordemos y contengamos esta angustia, que no solo se refiere a la muerte en general sino a nuestra propia muerte. Para que este proceso se de adecuadamente los psicoterapéutas necesitamos tener cierto manejo de nuestros propios duelos y nuestra relación con la muerte. La pregunta  que me hacía A sobre la posibilidad de la muerte de los niños me me afectó, pues transferencialmente me tocaba sobre mi propia angustia materna: “¿y si mi hija me faltara?, o ¿si le falto a mi hija?”. Es un pensamiento escalofriante…

La muerte es irreversible: “papá no volverá”

Cuando A me contó que su padre volvería mañana, comprendí que mi trabajo con ella en esta fase es acompañar en la comprensión de la irreversibilidad de la muerte. Aclararle la “verdad” y explicar que “no volverá nunca más” es una parte de este proceso, pero no es el centro. El centro es acompañar y contener emocionalmente cuando vamos descubriendo nuestra propia vulnerabilidad. Es un trabajo duro, pero con los ojos hermosos de esta niña, sin duda se hace más ligero.

Habitualmente mi bibliografía de “cabecera” sobre el duelo es el conocido trabajo de Worden “Tratamiento del duelo: asesoramiento psicológico y terapia”.

Sin embargo esta vez tomé de mi biblioteca un libro que duele: “Los niños y la muerte” de la conocida Elizabeth Kübler -Ross famosa por sus trabajos acerca del duelo. El libro duele, y para poder hacer bien mi trabajo, debo ahondar en procesos humanos dolorosos. Releyendo encuentro casos que ilustran situaciones francamente impactantes (suicidio infantil, muerte perinatal, desapariciones…) pero que esta mujer acompaña con sabiduría y compasión y explorando en los terrenos, para mi profesionalmente poco explorados, de la espiritualidad para acompañar los procesos del morir.

Encontré algo que comparto como mamá y psicóloga sobre la comprensión de la irreversibilidad de la muerte en la infancia:

 

“… los niños empiezan a hablar de la muerte como algo temporal. Es un concepto esencial que los adultos deberían comprender mejor. Ese miedo a la muerte como suceso temporal se da a la misma edad en que los niños suelen sentirse indefensos ante una mamá que siempre dice no. Sienten enojo, rabia, impotencia y la única arma que tiene un niño de 4 o 5 años es desear que su mamá muera. Esto significa básicamente: ‘Ahora muérete porque eres una mamá mala. Pero en un rato cuando tenga hambre te podrás levantar para que me des de comer’ … Creo que es importante que los niños crean esto, aunque desde el punto de vista científico no es correcto. Es como decirle a un niño que no existen los Reyes Magos cuando aun necesitan creer en ellos”

¿Quieres conocer cuentos que te pueden ayudar a abordar el tema con los niños?

Lee este post: Tres cuentos para abordar el duelo por la muerte de un ser querido


Pide tu cita: rovasque@gmail.com

Si este tema es muy relevante en tu familia y aún no han logrado abordarlo sanamente, si sientes que no has logrado avanzar en la elaboración de un duelo y esto está afectando tu vida cotidiana, tu relación de pareja o a tus hijos, quizás necesites apoyo personalizado. Visita el enlace a mi Consulta Psicológica OnLine

 

 

1 comentario

  1. Pingback: 5 recomendaciones para manejar el duelo por la muerte de un ser querido (cuando la familia vive en el extranjero) | Contratransferencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s