Crianza
Comment 1

Cómo escoger una actividad de grupo para mi hijo

actividades de grupo niñosSi Ud. está claro en en que su hijo no necesita un grupo terapéutico y piensa que su hijo puede beneficiarse de la experiencia de grupo, considere las siguientes recomendaciones. Las escribo como psicóloga y mamá, pero sobretodo como persona que creció en una actividad de grupo. Lo que comenzó como una diversión de los sábados  llegó a formar parte de mi estilo de vida.

Si tu hijo necesita:

  • un espacio para compartir con otros niños
  • hacer amigos
  • aprender a esperar el turno, cumplir reglas simples y seguir instrucciones
  • explorar otros talentos fuera del área escolar
  • respetar figuras de autoridad fuera del entorno familiar
  • desarrollar su creatividad en la búsqueda de soluciones a problemas cotidianos
  •  trabajar en equipo

Es posible que realmente disfrute, aprenda mucho y necesite  un grupo. Me refiero a deportes, pintura, música, catequesis, scouts, y otras agrupaciones infantiles que solemos encontrar en la oferta habitual de una ciudad.

 

Sobre la Actividad:

¿Que escoger?

  1. Actividades a las que Ud. puede asistir regularmente y no suponen un sacrificio (en tiempo, dinero, transporte) tan elevado, que las abandonará en un mes. Piense muy bien antes de inscribirlo en actividades en las que no pueda comprar implementos o en las que tenga que faltar al trabajo para llevarlo.
  2. Actividades que realmente se ajusten al talento y gusto de su hijo. Evite proponer actividades que Ud. cree que son muy positivas pero que lo exponen justamente a sentirse poco exitoso o fuera de lugar.
  3. Actividades en las que existan objetivos comunes para sus participantes, aunque no se trate de equipos. Existen deportes solitarios como la natación en las que existen metas del equipo, o la pintura en la que se realizan exposiciones colectivas.
  4. ¿A su hijo le gusta?, si la respuesta es no, está simplemente en la actividad equivocada. Muchos padres consideran que los grupos deportivos enseñaran valores y experiencias sociales maravillosas a su hijos y se sienten muy ansiosos ante la negativa a participar. “El no quiere el futbol, ni basket ni nada”. La respuesta es sencilla: no a todo el mundo le gusta el deporte. Busque otro grupo, aunque se trate de algo diferente a sus expectativas. Ofrézcale actividades en los que pueda ser genuinamente exitoso y desarrolle su talento.
  5. Por mucho que Ud. haya disfrutando una actividad en su niñez este gusto no va en el ADN, es una elección personal y parte del aprendizaje es respetar las diferencias individuales, incluidas las que hay entre padres e hijos.

Sobre la relación entre la actividad y el colegio

Muchos padres aprovechan la comodidad de las actividades extra ofrecidas por el mismo colegio. Suele ser favorecedor para niños que tienen una experiencia agradable con sus compañeros. Pero muy poco recomendable para niños que no se sienten a gusto con sus compañeros o son victimas de acoso. Es importante ofrecerles espacios en los cuales puedan tener la vivencia de la aceptación por parte de otros.

Sobre los adultos que coordinan el grupo

Sepa quienes son. Asi de claro. Esa es la recomendación de Tony Chalbaud* cuando yo era una niña, y la sigo como madre. Mas allá de inscribir, llenar una planilla, cancelar un monto de dinero, como padre tiene el derecho y el deber de informase sobre los facilitadores de una actividad infantil. Quédese las primeras veces cerca, observe, y pregunte a otros padres. Lo más importante: la preparación profesional y la responsabilidad. Si tiene alguna duda por la poca experiencia del facilitador, o las malas recomendaciones, busque otra opción.

Sobre la presión social

Si Ud. como padre se siente presionado para meter a su hijo en determinada actividad o, por el contrario, para sacarlo porque su familia y amigos considera “que pierde el tiempo” o “es exagerado el tiempo que le dedica” tómese el tiempo para pensar la razón original por la cual lo metió, si sigue vigente, entonces el grupo sigue teniendo sentido.

Evite: actividades sexistas, discriminatorias, en las que se practique la humillación, en la que pueda sospechar que los adultos no tienen límites adecuados para relacionarse con los niños, y en aquellas en las que los valores entren en contradicción con los de su familia.

Tómese su tiempo, infórmese y escoja algunas opciones para que su hijo pueda decidir sobre bases reales. Piense que le dedicará tiempo y esfuerzo y que Ud. debe sentirse a gusto. Porque además, cuando, pasados unos meses, su hijo muestre poca disciplina, lo necesitará para recordar lo mucho que disfruta su asistencia y para digerir vivencias gratas y no tan gratas de vivir una experiencia grupal.

Advertencia: Este post no está relacionado con actividades de refuerzo escolar, ni clases particulares, ni actividades de contenido académico, ni tratamientos como terapia de lenguaje o psicopedagogia. Estas últimas cumplen otra función en la vida de un niño, y aunque se desarrollan en compañía de otros, en ningún momento sustituyen la experiencia de socialización que ofrece un grupo.

 

*Mi Jefe de Grupo en el Santo Tomás de Aquino N°11.

This entry was posted in: Crianza
Tagged with: ,

por

Psicóloga y psicoterapeuta especializada en procesos familiares y migración. Una venezolana viviendo en Alemania, feliz en la aventura de una familia multicultural y de acompañar a otros en la aventura de vivir.

1 comentario

  1. Pingback: El grupo como experiencia o como premio | Blog de una psicoterapeuta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s