Emigrar con niños y adolescentes, Familia multicultural, portada, Vivir en otro país
Comments 10

Los nietos de Skype: 10 recomendaciones para crear y mantener el vínculo familiar en la distancia

Contacto familiar vía skype: una extensión del vínculo

Contacto familiar vía skype: una extensión del vínculo

Skype, WhatsApp y redes sociales nos han abierto un mundo de posibilidades para seguir en contacto con nuestra familia a pesar de la distancia. Y aunque todo el mundo habla del jovencito con cara de monaguillo que inventó Facebook, los verdaderos artífices del medio para mantener las relaciones familiares a distancia, e incluso para crearlas, son los  inventores de Skype.

Detrás de la fluida relación que mi hjia establece con sus dos abuelas hay un medio tecnológico irresistible para los niños: la videoconferencia. Por allí se habla, se canta cumpleaños, se cuentan cuentos, se muestran los adelantos escolares… se comparte el día a día de ver crecer los niños, a pesar de que las familias vivan en la distancia.

Muchas personas desean disfrutar de esa posibilidad mediante Skype, confian en que el medio tecnológico en si mismo basta para ello.  A veces se quejan con cierto sabor amargo: “es que él (niño) no quiere hablar”.  La realidad es que un encuentro satisfactorio va más allá de colocar la pantalla, hacer un par de payasadas y captar la atención de un niño pequeño. Como siempre, el medio es maravilloso (al menos lo es para mi, que me chifla la tecnología), pero la clave está tanto en el contenido como en el tipo de relación que marcan los adultos.

Compartiré unas recomendaciones basadas en mi experiencia que han ayudado a mi hija a mantener una relación fluida con ambas abuelas sin tener contacto físico frecuente. De hecho, realmente este post estaría completo con la ayuda de mi mamá, mis tías, mis suegros y las madres de muchas amigas, pues ellas viven día a día a sus nietos por Skype*.

Seguí manteniendo una estrecha relación con mi mamá durante los años que viví fuera de mi país. Gracias a Skype como medio, pero especialmente porque vimos evolucionar nuestra relación en tiempo real. Ella pudo acompañarme en el proceso de convertirme en mamá y transformarse en una maravillosa abuela utilizando un medio que le era desconocido. Mantuvimos un contacto continuo y naturalizado, como una extensión de lo que sería nuestra relación si viviéramos cerca: conversaba con ella mientras daba de comer, mientras bañaba a Victoria, mientras ella jugaba… era natural escuchar la voz de la abuela en casa, sin prisa y sin “planificar”. Era una visita cotidiana, que Victoria, en la medida en la que fue creciendo, iba pidiendo que se alargara. Pedía que la abuela “se quedara un poco más” y nosotras, seguíamos conversando. Me llevaba la computadora a la mesa mientras comía, o al baño mientras la bañaba. En la actualidad, con sus abuelos paternos vive una situación similar, ahora es papá quien charla con los abuelos a través de la pantalla, y es ella, ya crecida, la que vive esta relación de forma natural.

Antes de los 3 años

1. Es importante comprender que estamos construyendo desde el principio una relación, no una especie de noticiero basado en “mira lo que hace”

Con un bebé entre nuestros brazos es normal desear mostrar a nuestros seres amados todos sus logros, todo en un momento y a pesar de la distancia. Sin embargo hay que recordar, que la relación prioritaria es la que mamá/papá establecen con la persona que está al otro lado de la pantalla, no la que el bebé establece por su cuenta. Por Skype, el bebé necesita escucharnos hablar serenos con nuestra familia, compartir con ella. Eso, en si mismo, es un momento de disfrute para todos.

2. Mediante Skype recreamos una visita, no una llamada telefónica

Nos tomamos el tiempo para saludarnos pero luego el ritmo de la llamada implica a los adultos conversando, mientras el bebé o el niño pequeño, juega cerca, escuchando la conversación. De vez en cuando participa, muestra algo, quiere ser el centro, pero lo que desea realmente es jugar y observar. Al fin y al cabo cuando uno va a casa de sus padres, no se sientan a interrogar al bebé y le dice:  “la abuela te está viendo , ahora canta, habla, recita y baila”.

3. El bebé descubre que no es un programa de televisión ni Youtube sino un medio interactivo

A partir de los 6 meses los bebés empiezan a comprender que la llamada de Skype no es un programa de televisión, sino una comunicación directa con nosotros. La interacción sorprende y resulta ser el inicio de una manera de comunicarse que tiene “vida propia”. En la actualidad me resulta  muy gracioso ver a Victoria de 5 años, en Venezuela, contarle un cuento a su prima de 18 meses que escucha atenta desde Madrid.

Después de los 3 años (y hasta los 8)

4. Las normas de cortesía también son necesarias en nuestra visita virtual

La videoconferencia forma parte de las relaciones sociales, es una visita virtual. Por lo tanto también requiere de las normas de cortesía que usamos habitualmente al visitar otra casa. Saludar, despedir o pedir las cosas “por favor” es igual de importante con una pantalla de por medio que cuando estamos en persona.  Yo personalmente no le exijo a Victoria que hable, pero sí soy firme con el saludo y la despedida, así como lo sería con alguien que viene a casa. Otras veces mi esposo y yo estamos hablando cosas de adultos y no deseamos ser interrumpidos, así que le pido que espere “su turno”, tal y como ocurriría si estuviéramos sentados en mitad de la sala.

familias por skype 3

5. Evitar el tono melancólico o sensaciones “de falta” o “exclusión”

Cumpleaños, aniversarios o reuniones sociales son momentos propicios para la visita virtual, la videoconferencia. Nos gusta compartir la alegría. Para los niños es importante poner el foco en que se está compartiendo esa alegría, no en la ausencia física. Hay que evitar la la sensación de que están todos ahí reunidos y nosotros somos “los que faltan”, “los que no están”. En el caso de Victoria ha podido sentir que ella está, por ese medio, pero está. Con la esperanza en un encuentro físico, pero sin minusvalorar el contacto virtual.

6. Los niños descubren que no somos los únicos que usamos esta herramienta para el encuentro

 Entrar en el salón de casas diversas mediante Skype permite a los más pequeños saber que no son los únicos que están en esas circunstancias y usan la herramienta. Victoria a sus 5 años es consciente de que muchas familias que conocemos viven una situación similar, convirtiéndose esto en un asunto casi generacional. Ella pertenece al primer grupo de niños en la historia que quizás pueden extrañar a alguien (como abuelos, tíos o primos) pero que pueden vivir el contacto en tiempo real si así lo desean. Muy distinto a los emigrantes de otra época, quienes perdían el contacto con las familias durante meses o años, con el dolor que esto conlleva. Por otro lado no es una desconocida para su familia, quienes la han visto crecer por este medio y van conociendo aspectos de su personalidad, intereses, gustos y hasta pequeños problemas de su cotidianidad.

7. Apoyar sus iniciativas de contacto

Cuando los niños quieren contactar con sus abuelos es importante facilitarles el contacto… a esta edad,  postergar su iniciativa  puede implicar que el deseo de contacto desaparezca en breve, y que cuando sea cómodo para nosotros ya no sea el momento para ellos. Muchas veces nuestra psique no esta disponible para todas las relaciones sociales que quisiéramos, pero es importante facilitar que esas relaciones primarias permanezcan.

8. Los niños no son responsables de la conversación

Durante esta etapa los niños empiezan a tener un relación social con otros adultos independiente de sus padres. Sin embargo siguen siendo los adultos los responsables de mantener el vínculo. Tal y como ocurre en la vida presencial, el vínculo abuelos _ nietos ocurre porque los padres permitimos que fluya la relación. Desde hace aproximadamente un año noto que la relación de Victoria con sus abuelos es independiente de mi y de su papá. Desea llamar por Skype, y ha sorprendido a los abuelos, y a nosotros,  al llamarles ella solita usando la tablet. Este año se quedó con mi mamá una semana, a petición suya y en complicidad con la abuela. Son muestras de una relación cultivada y cuidada, que se ha hecho sólida a pesar de la distancia.

9. Existen cada vez más medios y requiere de acompañamiento para utilizarlos

Los niños van descubriendo que existen múltiples maneras de compartir y  ser vistos mediante móviles o tabletas. WhatsApp e Instagram se asoman al mundo infantil y posiblemente los pequeños los exploren de manera más independiente cuando lectoescritura y motricidad fina estén más desarrolladas. Como todas las redes sociales, requieren de supervisón por parte de los adultos para que la herramienta esté al servicio de una relación familiar sólida y no se convierta en un espacio de riesgo.

10. El contacto virtual NO se convierte en un impedimento para vivir mis relaciones sociales y familiares en el aquí y ahora

Victoria (y nosotros!) juega, vive y se divierte en el espacio-tiempo que le corresponde. En ningún momento el vinculo virtual con la familia impide que experimente espacios naturales de desarrollo: no vamos a interrumpir sus vivencias actuales por mantener una videoconferencia, sino que encontramos equilibrio saludable entre ambas experiencias, tal y como correspondería si estuviéramos cerca de nuestras familias.

¿Has usado skype (u otro medio) para comunicarte cotidianamente con tu familia? ¿Cómo ha sido tu experiencia?, ¿cuál es tu clave para comunicarte en la distancia y mantener un vínculo saludable?

10 Comments

  1. Doris Borges says

    Excelente recinendaciones mi nieto de 4 ano vive en Indonesia y skype lo usamos todos los fines de semana y para todos los eventos familires. Es como estar aqui con ellos.

    Me gusta

  2. Pingback: Los niños, la crisis y la función de la psicoterapia | Blog de una psicoterapeuta

  3. Pingback: Tu hijo va a emigrar, ¿cómo afrontarlo? | Blog de una psicoterapeuta

  4. me ha gustado tu blog Rosario, sobretodo porque me la paso leyendo desde el punto de Vista psicológico (no soy psicolga ni nada parecido) las etapas de mis hijos. me gusta mucho leer sobre esto e intetar mejorar cada día la manera de aportar a este mundo mejores ciudadanos.

    Esto, mantener contacto por Skype a veces cuesta mucho, por diferentes experiencias de familias que se fueron de Venezuela, puedo decir que el contacto a veces se vuelve casi nulo; me di cuenta que no basta solo con la intención de ayudar a mantener contacto, sobretodo con niños pequeños que no tienen recuerdos sino que además la otra parte debe querer ser recordada.

    Me gusta

    • Gracias por tu visita Silvia! Contactar con otros venzolanos en Alemania es muy grato! Eso que comentas es una experiencia muy dolorosa. Me lo han comentadoamigos y pacientes. Finalmente la conexion por skype no es mas que una extension de la relacion que anteriosmente se tenía. Asi que cuando esa “otra parte” no hace el esfuerzo para mantener un vínculo vivo y profundo, no queda mas que preguntarse si realmente ese vínculo ha sido antes de emigrar, íntimo , frecuente. Lo que realmente causa mucha tristeza, y la persona finalmente necesita resolver, es el duelo que sentimos cuando, al emigrar, nos damos cuenta que ciertas personas en nuestras vidas no responden como esperabamos. No son los abuelos amorosos que esperabamos. No son los hermanos solidarios, o no son los amigos consecuentes. Es un duelo intimo, que puede anclarnos en la melancolía o nos permite pisar tierra, sortear las trampas de la nostalgia (que siempre nos hace idealizarlo todo) y emepzar a construir y mantener los afectos solidos y reales en el presente

      Me gusta

  5. Pingback: Emigrar con niños: 1 noticia y 4 preguntas que te harán tus hijos | Blog de una psicoterapeuta

  6. Rosa says

    Hola Rosario! Cuanto me ha alegrado encontrar tu blog y leer tu entrada sobre el uso de Skype. Lamentablemente he de decir que no es mi experiencia. Vivo en Australia, naci aqui, pero mi familia y yo nos marchamos de vuelta a Espana cuando yo tenia 10 anyitos. Ahora hace 8 que vivo en Australia de nuevo. En estos 8 anyos apenas he tenido una relacion fluida ni con mis hermanos ni asidua con mi madre ni padre. El comentario que haces mas arriba es justo lo que llevo anyos pensando. Ahora mi hermana ha tenido una hija, que pronto cumplira dos anyos, y no me ha hecho llegar nada de la criatura ni me he sentido parte de la vida de la que se suponse es mi sobrina. Me da mucha pena y siento que llevo anyos en un duelo intimo como tu bien dices deseando que fuera de otro modo y lamentando pero aprendiendo a aceptar la realidad.
    Gracias por tu blog y tus palabras.

    Me gusta

    • Rosa, esto que comentas es muy común. Produce mucho malestar que, teniendo tantas formas de comunicación, no sean aprovehcadas para mantener un vínculo profundo en la distancia. Pero el vínculo que establecemos con las nuevas tecnologías es una una extensión del que tenemos a nivel presencial, y esto es lo que necesitamos revisar. El dolor de no tener vinculos cercanos y solidarios con la familia a veces requiere de apoyo, pues no sabemos muy bien en qué parte del camino se nos perdieron o dejamos de formar parte de sus vidas y ellos de la nuestra. Cuando migramos, la vida cotidiana transcurre lejos de estas situaciones, pero en la intimidad de nuestra vida el duelo por el vínculo roto, o quizás nunca construido, a veces nos asalta y forma parte de nuestros “temas de vida”. Si en algún momento necesitas apoyo para esto, no dudes en buscarlo… Un abrazo, y mil gracias por compartir tu experiencia.

      Me gusta

  7. Rosa says

    Gracias Rosario por tus palabras. Me han ayudado mucho. Siempre he pensado que una relacion es bidireccional, y que la distancia entre ambos puntos es la misma. Lo mismo me cuesta a mi que a ellos mantener la relacion y mantener el contacto. Sin embargo siempre he tenido una amarga sensacion de ser yo la que tenia que estar mas en contacto o algo asi. Y ya me canse. Tambien estoy en desacuerdo de utilizar solamente el whatsap o el skype o ambos para mantener el contacto. Pienso que las cartas tradicionales de toda la vida se estan perdiendo y es una mas intima y bonita. Hoy por hoy con mi familia no mantengo ninguna relacion utilizando las tecnologias, mas que con mi madre el correo electronico esporadicamente, hemos vuelto a escribir cartas tradicionales. A ver cuanto dura. Siempre estoy buscando leer informacion de este tipo sobre las relaciones de familia a distancia, y como bien has dicho es doloroso darse cuenta que aquellos a los que esperabamos que actuaran consecuentemente para mantener su parte de la relacion de familia, no lo han hecho, a mi personalmente me hace sentirme abandonada a pesar de haber sido “la que se fue.”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s