Vivencias de una psicoterapeuta
Dejar un comentario

Anécdota navideña de una madre venezolana cursi

– Mamá nos aprendimos una canción en la escuela.

Me incorporo. Tomo aire. Inhalo. Exhalo. Estas afirmaciones me ponen nerviosa, lo admito. No es que la niña arranca a cantar una canción nueva, no. Es que está anunciando una canción. La canción.

– Si mi_amor, ¿qué canción?

– Mamaaaaá, ¿dónde están los jugueeeetes?, Mamaaaá El Niño no los trajoooo…

– ¿Cómo?

– Es de un niño que no le trajeron juguetes en Navidad.

Silencio. Suspiro. Yo es que soy cursi, y me gusta la Navidad. Soy muy sencilla en mi forma de vivirla, hago adornos caseros, quiero comer hallacas de mi mamá, visito a la gente. Canto aguinaldos. Prendo velitas en la corona de Adviento cada domingo. Hago galletas. No soy empleada, así que no cobro utilidades ni bono especial, de tal manera que mi Navidad no es tiempo de consumo, pero de allí a pensar que un niño se queda sin juguetes, es mucho con demasiado.

– Mamaaaá, ¿dónde están los juguetes?, Maaaaaaá El Niño no los trajo

– ¿Y la maestra cantó esa canción? (canción totalmente desconocida para mi, hasta el jueves pasado)

– No, la puso en su radio.

En su radio. Cuando la maestra pone la radio, agarrate los pantalones.

– Aja, la radio.

– Si

Como cuando cantaron la canción de la electricidad, del tipo que debía las facturas y por eso decidió ahorrar. Tengo miedo de la radio de la maestra porque soy una cursi. Creo que podemos enseñar a ahorrar energía de otro modo que nos sea temerle a las deudas. Pero claro, esa soy yo. Y de todos modos no sabía de dónde salió la canción. Anoche busqué. Y google, el oráculo de la música, me dio la respuesta. Raquelita Castaño (cantante venezolana muy querida y conocida en los 60/70) cantaba la canción “Mamá ¿donde están los juguetes?” cuando tenía 7 años. Narra sus anécdotas con esta grabación aquí.

Raquel Castaño, canta "Mamá, ¿dónde están los juguetes?" 1962

Raquel Castaño, canta “Mamá, ¿dónde están los juguetes?” 1962

“La canción contaba la historia de una niña a la que el Niño Dios no le trae sus regalos de Navidad y le pregunta a su mamá llorando: “Mamá, ¿dónde están los juguetes”. La mamá le responde que si no le han llegado sus juguetes de Navidad, es tal vez porque ella hizo algo malo, pero en el fondo la canción sugería que se debía a la pobreza de la familia, que era un caso muy repetido en el país. A mí me parecía una canción horrible, y no entendía por qué querían grabar algo tan triste. No me gustaba y al principio me rehusé a cantarla. Pero mi mamá me insistió y al final lo hice”

    Ella, con 7 añitos, estaba horrorizada, pero… resultó un exitazo! Se trata de una referencia a los adultos sobre la pobreza de muchos hogares en los que no se podía comprar un regalo de Navidad a los niños, pero ella a los 7 años, (igual que mi hija a los 5) interpretó aquello como la peor pesadilla de un niño. En la canción la mamá le responde al infortunado niño (en este caso, Raquelita Castaño)

“Será que tu hiciste algo malo,

y el niñito lo supo

y por eso no los trajo…”

Le echa la culpa!!! Estoy convencida de que su autor, Oswaldo Oropeza no quería horrorizar a Raquelita, menos a mi hija, pero ¿por qué echarle la culpa a la pobre criatura?:  Misterios de la ciencia. Inhalo Exhalo Mientras busco la letra de la canción, me estoy bajando un capítulo de Breaking Bad. Soy una mamá que por la noches tiene un lado dark, con un humor negro y ácido… pero no con mi hija. Por una razón: las metáforas, la ironía, el cinismo, y todas esas formas elaboradas del lenguaje no pueden ser interpretadas de la misma manera por un niño que se encuentra en una etapa que Piaget llamó de “operaciones concretas”. Es decir, mi hija, igual que Raquelita Castaño en el año 62, comprende y maneja en el mundo a través de lo concreto, manejable y directo. Este mensaje muy muy muy indirecto sobre la pobreza mi hija NO lo entiende, ni la pobre Raquelita Castaño lo entendió en su tiempo. Sólo causa miedo y duda. Me quedo con “Mi burrito Sabanero”, “Niño lindo” y “Din, din din.” Soy una madre cursi. A mucha honra.

This entry was posted in: Vivencias de una psicoterapeuta
Tagged with:

por

Psicóloga y psicoterapeuta especializada en procesos familiares y migración. Una venezolana viviendo en Alemania, feliz en la aventura de una familia multicultural y de acompañar a otros en la aventura de vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s