Año: 2015

La vida sin Santi: un cuento para hablar de despedidas cuando vas a emigrar

Cuando decidimos emigrar, hablamos con nuestra hija no una, sino muchas veces de nuestra salida de nuestro país, respondimos preguntas y visualizamos un sueño. Tocaba preparar el corazón para despedirse. Escogí “La vida sin Santi”, de Andrea Maturana con ilustraciones de Francisco Javier Olea para hablar de las despedidas.

¿por qué escogí este cuento?

Porque era un gran recurso. En sus breves páginas toma en cuenta aspectos que como madre deseaba tratar con mi hija.

Símbolos de nuevos comienzos

Ha sido una semana de comienzos. Y como es natural en estos casos, nos acompañan los símbolos. Dediqué varias entradas de mi cuenta en instagram a registrar los símbolos que nos acompañaron en este inicio de año escolar en Alemania. Todos, conscientes o no de ello, simbolizamos nuestras experiencias. Cuando emigramos nos toca la tarea de integrar nuestra vida en nuestro país de origen y empezar a utilizar nuevos símbolos que son propios del país que nos recibe. Y a su vez nos toca la tara más difícil de todas: crear símbolos nuevos, para las experiencias que son únicas como familia emigrante y/o multicultural.

Aterricé en Alemania en junio, y poco a poco he llegado.

Tenemos poco más de dos meses de haber llegado a Alemania. Desde dos semanas antes de salir hasta ahora no he podido colocar más que un par de novedades. Me fue muy difícil re-conectarme con tanta gente querida a quienes sólo pude decir un brevísimo adiós. Aún más con mi querido blog! ¿Las razones? muy sencillas: la salida de Caracas fue aparatosa y difícil, cargada de trámites. Los trámites implicaron hasta una visita express a los tribunales en Guayana tres días antes de salir. La llegada, aparentemente tranquila, implicó una serie de trámites que se veían interminables aunados a mi introducción al idioma para poder manejarme en mi nuevo hogar. Durante semanas quedaba aturdida sólo por ir al supermercado y descifrar el nuevo código. La belleza del lugar lo hizo más ameno y mi mejor terapia ha sido tener un jardín que cuidar. Así pues está terminando agosto, y con él el verano. Victoria empieza primer grado en septiembre y yo me re-organizo y busco mi mapa. Por momentos no se cómo re-conectar y cómo …