Mes: abril 2016

Al rescate de la vergüenza

En mis años de psicoterapeuta veo una y otra vez aparecer la vergüenza en la consulta.
Leí recientemente un post en instagram con una experiencia cuya autora había experimentado como avergonzante. Era uno de esos momentos en los que deseas, en los más profundo, que la tierra se abra y te trague para siempre. La tierra no suele tragar gente, pero nosotros, al pasar los días, solemos tragarnos la vergüenza y olvidar el momento. Miles de comentarios le sugerían o le ordenaban que no sintiera vergüenza. Era como un mandato, como si fuese posible gobernar los sentimientos. El acuerdo era unánime: la autora debía desterrar la vergüenza de su vida. Me llamó la atención que nadie le preguntó por qué, para ella, la experiencia la hacía sentir de esta manera. No se lo peguntaron, ni por curiosidad. Si algo es tan desagradable, ¿Para qué sirve ?, ¿qué función tiene en la psicoterapia?