Mes: junio 2016

Polaridades del inmigrante (I): Amor – odio hacia el país de orígen

Esta polaridad amor – odio hacia el país de origen se parece mucho al amor-odio hacia los padres. No por casualidad la palabra *patria* comparte su raíz con la palabra *padre*. Cuando todo marcha más o menos en un tono armonioso con nuestros padres las polaridades no son causa de angustia, pero cuando sobreviene el conflicto, aparece la polaridad con fuerza, y con ello el conflicto de lealtades. Cuando venimos de un país en conflicto (en guerra, en injusticia, en violencia, en pobreza) nuestra relación con “el país” puede estar cargada de polaridades.Creo que lo importante es reconocer que los sentimientos polarizados hacia el país de origen son comunes, que expresarlos es un derecho y que es nuestra responsabilidad lo que hacemos con esos sentimientos. ¿Tomamos decisiones secuestrados por nuestras polaridades? ¿Juzgamos a otros desde nuestra polaridad amor/odio? ¿Criamos a nuestros hijos desde la división?, ¿nos permitimos la conexión con el presente el pasado y el futuro o nos obligamos a comenzar de cero, “borrando” toda huella de lo vivido?…

Ir un poco más allá de las descargas, mirar nuestros sentimientos hacia nuestro origen nos hace siempre más libres.

Emigrar: vivir aquí y ahora, radicalmente.

Para muchas personas emigrar es vivir “ENTRE” aquí y allá.

Durante mucho tiempo viví con el “corazón partío” entre dos mundos, dos países, dos grupos de amigos, dos estilos de vida… Más adelante mi proceso individual me permitió vivir mucho más tranquila, viviendo aquí “Y” allá, en una especie de territorio psiquico en el que al mismo tiempo que vivía mi vida de “aquí”, podía saber y compartir lo que pasaba “allá”, en un sentido más íntegro. Pero con el tiempo descubrí que no lograba mantener el “ritmo” . Y empecé a experimentar el #aquíyahora de una forma más intensa. Lógicamente la maternidad me dió un empujón, pues la atención de los hijos es un radical #aquiyahora , pero no fue solo eso.
El “aquí y ahora” no es un lugar físico y un huso horario.
Es lo que estoy haciendo ahora y con quién estoy ahora.