Blog de una psicoterapeuta, Vivir en otro país
Comments 2

Sentirse “en casa”: un proceso interior

otoño 2016.jpgHace un par de días, a propósito de la decoración de otoño de mi casa que publiqué en mi cuenta de instagram @maminmigrante me preguntaba: “¿Puedes decir que te sientes #encasa ? Yo a casi 2 años, aun me siento como en el aire. He consultado a personas con más tiempo de #inmigrantes, y me dicen que nunca se han sentido completamente en casa… “.

No medité mucho mi respuesta.

Respondí desde el corazón:

“Sentirme en casa que es algo que va por dentro. Cuando emigré por primera vez tenía 30. Solo me había mudado una vez en toda mi vida y dentro de Caracas, mi ciudad de origen. Me casé con una persona que con 30 años llevaba unas 20 mudanzas desde la niñez y su experiencia y aprendizajes han sido clave para sentir que el hogar está mucho más allá de las paredes o el clima. Desde entonces hemos vivido en tres países y unas cuantas casas. Y en cada una nos hemos sentido en casa. No sabemos vivir “de campamento” . Llegamos y montamos cuadros, pegamos fotos y compramos plantas. Hacemos hogar desde el principio sin tener idea de cuanto durará el espacio físico. Yo estoy en casa desde que llegué porque no hay otra casa que me espera. Aunque adoro volver a la casa de mi mamá en Caracas, siento que mi casa es en mi aquí y ahora. Si me preguntan :”¿pero te gusta la cocina?” Puedo decir que me gustaba más la que tenía en Cádiz, pero está es mi cocina hasta el día que la entregue…. y aquí se hacen sopas, arepas, hallacas igual que en la cocina de Cádiz, la de Mallorca y la de Puerto Ordaz. .. así lo he vivido hasta ahora”.

Hoy mientras escribo esto pienso que cada vez que he entregado una casa a su propietario me he despedido llena de gratitud por lo allí vivido y en lo profundo de corazón deseo que quien reciba las llaves pueda ser tan feliz como yo lo he sido allí. He abrazado a mis vecinos llena de lágrimas por la despedida y de risa por las travesuras de mi perro, que siempre nos ha acompañado.

He regalado mi colección de cactus para que sean regados por otras manos, he vendido muebles escogidos con esmero y dejado en “custodia” cajas y cajas de libros a los que aún no quiero renunciar. Y cada vez que recibo un juego de llaves nuevo estudio el espacio con detenimiento para hacerme con su luz, su calor y sus posibilidades. He restaurado muebles de segunda mano, pintado trastos, lijado sillas viejas y cosido cojines. He comprado en estos diez años 3 neveras 3 lavadoras.

La sensación de hogar se mueve conmigo, no se quedó en Caracas. Vivo en un lugar en permanente transformación, pero no es un lugar “de paso”, es un hogar con todas sus letras. Cuando te mudas simbólicamente a tu casa, notas cambios significativos en tu forma de percibir el entorno.

2 Comments

  1. Miliane Mariano says

    Hola como estas? yo soy brasileña y vivo hace 1 año en Chile. ya cambiamis de casa una ver desde que llegué acá y aún no libro decir que estoy em mi casa, no siento parte de todo esto y todos mis días quiero y pienso volver a mi país. La lengua, el idioma y sus modismos para Mi es muy dificil, pero hay una cosa que no me acostumbro que son los temblores y terremoto, creo yo que esto es lo que me hace querer volver pronto. Sus textos me han ayudado mucho. muchas gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s