Blog de una psicoterapeuta, cuentos y películas, Uso terapéutico de libros
Dejar un comentario

Una familia bilingüe necesita leer en dos idiomas

Si, un día declinaré en alemán.

Pero no hoy.

Hoy canto “La vaca mariposa” a mi bebé de ocho meses y leo “El principito” a mi hija de ocho años. Hablar en español, se ha vuelto algo más que una buena costumbre. Se ha convertido en  una manera de construir y preservar lazos íntimos y profundos con mis hijos.

He descubierto que hablar no basta. Al menos no me basta.

Necesito lee en voz alta.

Al principio buscaba cuentos, que son el tesoro más bonito que se puede acumular en la niñez. Pero los años pasan inexorables, y los niños quiere más.

La delicia de perderme en una librería a buscar libros para mi hija simplemente no puedo experimentarla con la frecuencia que quisiera. Sí, siempre puedo buscar por Amazon… pero ¡por favor! ¿acaso se puede comparar comprar libros por Amazon con ojear libros, olerlos y fisgonear entre sus páginas? Rotundamente no.

No quiero esperar a tener la capacidad de declinar en alemán para volver a disfrutar de escoger un buen libro para mis hijos.

leolibrosAsí que me conseguí una librera. Sí, una librera. Una mujer cuyo arte consiste en buscar, seleccionar, coser y descoser libros ¡en español! Mi librera, además, vive en Alemania y para completar ¡es mamá! Ella me guía, como si me metiera por los pasillos de una librería con los ojos vendados. Me describe el contenido, me pregunta qué busco, pasa las páginas por mi, y me ofrece opciones, no veredictos. Ella se especializa en familias como nosotros, familias bilingües que quieren que la riqueza de la lengua

Me dejo recomendar por ella, y lamento el poco tiempo que tengo para seguirle la pista a cada novedad que trae. Mi librera se ha montado una tienda online, porque es muy moderna, pero mi librera hace algo que yo sueño con hacer: lee en voz alta. Lee en español, aquí en Alemania. Su librería se llama Leolibros.com

Debe tener la voz melódica ¿qué acento tendrá?

¿madrileño?  ¿mexicano?

Mi librera me ha hecho recomendaciones muy bonitas para esta Navidad. Como soy poco tradicional, los libros que he pedido no son sobre esta época decembrina. Son historias feministas, historias para niñas y sobretodo historias para seguir hablando. Para conectar, en español, con mi hija.

Mi librera sabe que yo un día declinaré en alemán, que podré hilar un discurso sin errores gramáticales y escribir con cierta gracia. Pero que lo que me quita el sueño no es precisamente el dativo y el acusativo. Lo que me mueve es seguir tejiendo el vínculo con mis hijos en mi lengua, cantarles en mi lengua, y leerles en mi lengua.

Porque, aunque un día declinaré en alemán, en esta casa la lengua del corazón es el español.

Gracias Norah.


Dejo aquí las referencias de los libros que recibí para regalar en diciembre:

 

libros-para-pensar.jpg“Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes: cien historias de mujeres extraordinarias” de Elena Favilli y Francesca Cavallo

 

 

 

 

 

 


¿te has preguntado por qué algunos padres no cuentan cuentos?

¡Lee este post con mi respuesta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s