Blog de una psicoterapeuta, Vivencias de una psicoterapeuta, Vivir en otro país
Dejar un comentario

Tres años en Alemania

17 de junio

Tres años en Alemania.

Tres años trabajando este jardín.

Llegamos a una casa de un tamaño más que razonable para una familia de tres personas y un perro que venían de vivir en pocos metros cuadrados.

La casa en si misma estaba muy bien. Pero ese trozo de tierra lleno de malas hierbas , arbustos sin jardinero y rosales salvajes era, literalmente, nuestra “tierra prometida”.

Junto a las primeras cosas que compré al día siguiente de nuestra llegada, estaba un par de guantes de jardinería y el mismo día empecé a arrancar matojos. Con más desesperación que visión a largo plazo, inicié mi carrera de jardinera. Sabía que, detrás de las  malas hierbas, debajo del batallón de babosas y justo entre los espinos, se escondía el jardín más bonito que yo habría podido soñar.

Había que trabajar duro y así lo hice el primer año. Trabajé duro… sin conocer el terreno. Sin tener ni idea de las estaciones ni por qué debía cortar aquello que no quería podar o sembrar flores que no vería en muchos meses. Trabajé duro y el resultado fue esperanzador. Pero no era lo que yo quería.

Tuvo que pasar el primer invierno. Y tuve que abrir los ojos para observar. Observé a mis vecinos podar antes del otoño. Ellos barrieron menos hojas y tuvieron más luz durante el invierno. Observé  a mis vecinos plantar tulipanes en septiembre. No sabía de paciencia hasta que la primavera siguiente los vi florecer en cada jardín. Observé donde estaba la mejor sombra y entendí por qué mi marido insistía en abrir espacios para el disfrute durante las horas de sol del verano.

Entendí que la tierra era fértil, pero que solo el trabajo, la constancia y la visión harían de ella un jardín.

Estoy agradecida infinitamente con esta tierra, donde crecen mis sueños, mis flores y una calabaza recién sembrada.
Y guardo en el pecho un dolor intenso que comparto con mi gente. Gente nacida en tierra fértil arrasada por el incendio de la maldad.

En la foto: mi jardín, hoy.
#Venezuela

#Alemania

#venezolanosenalemania

#venezolanosenelextranjero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s