IMG_20160610_224249

Fronteras 

Mi hija tiene un mapa mundi en su habitación, gigante, al lado de su cama. Leoni, una de sus amiguitas de colegio, le dijo que en Turquía mataban gente. Preguntó por qué.
Tiene 7 años, necesita una respuesta. Una respuesta honorable.
Vimos el mapa. Buscamos Turquía. Siria. Ya hemos hablado de la guerra en Siria, pero ahora sabemos la ruta que recorren los sirios, como mi amiga Falak y su hijo Mohamed, con quien hace una semana estaba jugando.

La guerra tiene otro color cuando conoces la cara de las personas. Le sorprendió saber que Mohamed venía de la guerra, pero el recuerdo de su risa le ganó a la imagen del miedo.

Hablamos de la frontera.

Su cara era de auténtico desconcierto pensando que las personas no podemos transitar libremente de un país a otro. Creo que en un principio no me creyó.

Hablamos de nacionalidades, pasaportes y visas.

La cara se ensombreció, pues darse cuenta de los límites de la humanidad, entristece el alma. Y saber que sus seres amados necesitan permiso para venir a verla y que no pueden decidir si quieren quedarse más tiempo, le causó confusión.

Hoy hemos hablado tambien de la paz, y de que las fronteras pueden estar en los mapas, pero no en las cabezas ni en el corazón.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *