All posts tagged: salud mental inmigrantes

La pareja transcultural (I): dos culturas en la misma cama

La pareja transcultural se enfrenta a los mismos retos y etapas que cualquier pareja y suma a su vez algunos procesos que la hacen especial. Les pasa a las parejas que emigran y también a aquellas en las que solo uno de sus miembros ha emigrado para iniciar el proyecto común. ¿Cómo ocurre el ajuste cultural?

Cómo manejar la convivencia entre dos familias en una misma casa

Una seguidora me escribe preguntándome sobre una de las etapas mas intensas del proceso migratorio: las primeras semanas, esas en las que una familia convive en casa de otra familia mientras resuelven el alquiler de una vivienda.

¿cómo se adaptan dos grupos familiares a esta situación?
¿cómo manejarlo cuando hay niños?

Quienes han emigrado y se alojan las primeras semanas en casa de amigos o familiares conocen de cerca lo delicada de esta experiencia.

Para facilitar este proceso, que para muchos es inevitable por razones económicas o incluso por el idioma, ofreceré recomendaciones generales antes de emigrar y al llegar, señales de alarma, factores protectores y factores de riesgo.

Hospitalizada en Alemania: lo que aprendí de esta experiencia

Esta vez, por circunstancias de salud en mi segundo embarazo, he estado hospitalizada dos veces. Estar en un hospital no es algo agradable en ningún lugar del mundo, pero he aprendido mucho de ambas experiencias. Quiero hoy compartir las cinco cosas que he aprendido al estar hospitalizada siendo extranjera.

Polaridades del inmigrante (II): idealización vs denigración

La idealización y la denigración surgen en muchas oportunidades como mecanismos para afrontar la primera etapa de la migración, ante la separación inminente que implica emigrar. Como todo proceso psíquico, se hace muy intenso y complejo cuando se vive el conflicto, la violencia o la injusticia.
Esta separación fáctica (te separas físicamente del país, la familia, etc.) puede implicar también una separación simbólica en país idealizado vs país denigrado. De manera esperada, la integración ocurrirá como parte de la elaboración del duelo migratorio, pero requiere de consciencia y trabajo individual, para que esta polaridad no se convierta en un patrón y afecte tus decisiones personales y tus relaciones familiares y sociales.

Polaridades del inmigrante (I): Amor – odio hacia el país de orígen

Esta polaridad amor – odio hacia el país de origen se parece mucho al amor-odio hacia los padres. No por casualidad la palabra *patria* comparte su raíz con la palabra *padre*. Cuando todo marcha más o menos en un tono armonioso con nuestros padres las polaridades no son causa de angustia, pero cuando sobreviene el conflicto, aparece la polaridad con fuerza, y con ello el conflicto de lealtades. Cuando venimos de un país en conflicto (en guerra, en injusticia, en violencia, en pobreza) nuestra relación con “el país” puede estar cargada de polaridades.Creo que lo importante es reconocer que los sentimientos polarizados hacia el país de origen son comunes, que expresarlos es un derecho y que es nuestra responsabilidad lo que hacemos con esos sentimientos. ¿Tomamos decisiones secuestrados por nuestras polaridades? ¿Juzgamos a otros desde nuestra polaridad amor/odio? ¿Criamos a nuestros hijos desde la división?, ¿nos permitimos la conexión con el presente el pasado y el futuro o nos obligamos a comenzar de cero, “borrando” toda huella de lo vivido?…

Ir un poco más allá de las descargas, mirar nuestros sentimientos hacia nuestro origen nos hace siempre más libres.